Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amen Filipenses 3:20-21

Capítulo 12

Capítulo 12
Cuarto período
La iglesia medieval (476-1453 d.C.)
Primera parte
Progreso del poder papal.

El crecimiento, desarrollo y decadencia fueron tres etapas de este período.
Gregorio I “El Grande” inició este crecimiento y Gregorio VII –Hildebrando-.lo lleva a su culminación.
Se acostumbraba cambio de nombre con un nuevo papa y con Gregorio VII fue el único papa con nombre de familia. Gregorio I envió misiones a Gran Bretaña para la conversión del pueblo pusogran interés en cristianizar a las naciones paganas. Fue quien inició la adoración de imágenes, creencia en el purgatorio y la transubstanciación –creencia de que el pan y el vino se transforman en el verdadero cuerpo y sangre de Cristo-. Como fue monje defendió la vida monástica. Supo mantener su posición frente al obispo de Constantinopla por el título de obispo universal. Gran administrador.
Las razones por las que los reinos aceptaban el gobierno de la iglesia eran: Utilizaban su poder para ejercer justicia, reprimir la tiranía y la injusticia, proteger a los débiles y demandar los derechos del pueblo. No faltaron papas que adulaban a los príncipes impíos, pero en general estaban a favor del buen gobierno.
A pesar de los cambios en los gobiernos de los estados la iglesia permanecía fuerte. Aún así para sostener su autoridad recurrió a fraudes “fraudes píos”. Era una época en que no se dudaba, se aceptaba a todo lo que Roma decía. Tuvieron que pasar siglos para desacreditar estos documentos falsos.
Donación de Constantino – documento donde se daba autoridad suprema sobre las parte europea del imperio y proclamar al obispo de Roma sobre emperadores.
Decretales Seudoisidorianas – eran supuestas decisiones de los obispos primitivos de Roma, donde hacían reclamaciones como: supremacía absoluta de roma sobre la iglesia universal; independencia de la iglesia del estado; llegando al extremo de que un tribunal secular no podía juzgar a los integrantes del clero.
En el siglo dieciséis y a raíz de la Reforma se examinaron estos documentos, se encontraron que el lenguaje no era el latín primitivo sino lenguaje de los siglos octavo y noveno. Los títulos y condiciones históricas eran de la Edad Media. Las citas de la Escritura eran de la versión “Vulgata” (latina) traducción que se hizo en el año 400 d.C. Con respecto a la carta que se decía había escrito Víctor, obispo de Roma en 200 d.C., a Teófilo, obispo de Alejandría que vivió en el año 400 d.C.
Gregorio VII - Hildebrando-, realmente gobernó la iglesia –poder tras el trono-, antes de recibir la triple corona. Reformó al clero corrupto –sólo por poco tiempo-, la compra de puestos en la iglesia –simonía-, levantó las normas de moralidad, implantó el celibato. Prohibió la presentación y la promesa –la tradición era que el obispo recibía de manos del gobernante en turno, cetro y anillo, a cambio le juraba fidelidad feudal-. La iglesia fue suprema sobre el Estado.
Salió victorioso sobre Enrique IV, quien ofendido por el papa indujo a obispos alemanes a deponerlo. El papa lo excomulgó y el emperador en enero de 1077 se instaló durante tres días frente a la puerta del castillo en Canosa, Italia, con pies descalzos y vestido de lana para pedir perdón. En el momento en que Enrique IV recuperó su poder saco al papa de Roma, muriendo éste en el exilio.
Inocencio III (1198-1216) fue quien logró subordinar al estado bajo el gobierno de la iglesia. En su discurso inicial se autonombró el juez de todos –su posición era entre Dios y los hombres-, así que nadie lo podía juzgar. Tenía derechos no solo sobre la iglesia sino sobre el mundo. Nombra emperadores – Otón IV de Brunswick-, a quien depuso posteriormente. Decretaba leyes para sus funcionarios. Excomulgaba a emperadores –Juan sin Tierra (inglés)-, a quien obligó a ofrecer a Roma su corona para recibirla después como súbdito del papa. Está considerado como el mayor de los papas en poder autocrático.
Bonifacio VIII empezó la decadencia del poder papal en 1303. Sus pretensiones tan elevadas como sus predecesores no se tomaban en cuenta. Prohibió a Eduardo I de Inglaterra que decretase impuestos a la propiedad de la iglesia así como a tesoros sacerdotales y entradas. Se vio obligado a ceder ante el rey, los sacerdotes y obispos debían entregar parte de sus entradas para el sostenimiento del reino. Con Felipe el Hermoso de Francia, también tuvo riñas y éste le hizo la guerra y lo encarcelo. Posteriormente lo libero, murió de tristeza poco después. Desde 1305 a 1378 los papas fueron elegidos por los reyes
de Francia y subordinados a su voluntad. A este período se le denominó “Cautividad Babilónica”. La sede del papado se instaló en Aviñón, al sur de Francia, por orden del rey francés. Los papas se convirtieron en lacayos de los reyes sin influencia. Algunos aspirantes al papado surgieron en Roma en diferentes países. Se desobedecían las órdenes papales. Las excomuniones se obviaban. Eduardo III de Inglaterra obligó al legado papal salir de su reino.
En 1378 el papa en turno, Gregorio XI volvió a Roma y en 1414 se celebró el Concilio de Constanza para decidir entre cuatro papas. Todos se depusieron y se escogió uno nuevo.
Desde 1378, Roma ha sido la morada de los papas, siguen con altas pretensiones, sin poder ponerlas en vigor.

Páginas vistas en total